Proyecto tacho: el proyecto ecológico que nos hace repensar la cultura del descarte

A diario estamos en contacto con miles de productos y envoltorios. ¿Qué hacemos con ellos cuando ya no nos son más útiles? Seguramente la respuesta es que los tiramos a la basura, pero ¿en algún momento nos pusimos a pensar qué pasa con todos esos desechos?

Solo en Uruguay se generan por día más de 1600 toneladas de basura doméstica, esto quiere decir que son solo desperdicios que salen de los hogares, sin contar negocios o industrias. De esta cantidad inmensa de basura tan solo el 5% es reciclado

¿Qué pasa con el resto? 

La respuesta es simple, terminan en vertederos de basura, en la calle o en el mar, cargando de desechos nuestro ecosistema. La tierra, nuestra casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquerías. Este problema está íntimamente ligado a la cultura del descarte, que se basa en siempre tener un producto más nuevo para consumir, desechando el que ya tenemos de forma instantánea. El sistema de consumo está creado para que la bola no deje de girar y así nosotros no dejemos de consumir. Por eso es tan importante reconocer este accionar y poner en práctica un plan de acción que nos permita consumir desde una perspectiva responsable y amigable con el medio ambiente. 

Nos cuesta reconocer que el funcionamiento de los ecosistemas naturales es ejemplar: las plantas sintetizan nutrientes que alimentan a los herbívoros; estos a su vez alimentan a los seres carnívoros, que proporcionan importantes cantidades de residuos orgánicos, los cuales dan lugar a una nueva generación de vegetales. En cambio, el sistema industrial, al final del ciclo de producción y de consumo, no ha desarrollado la capacidad de absorber y reutilizar residuos y desechos. Todavía no se ha logrado adoptar un modelo circular de producción que asegure recursos para todos y para las generaciones futuras, y que supone limitar al máximo el uso de los recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar.

La pregunta es… ¿Qué vamos a hacer para ayudar a nuestro planeta? 

No hay una respuesta correcta sino más bien una invitación a la reflexión, diálogo y construcción colectiva. Para eso, desde el Colegio es que promovemos el Proyecto Tacho una instancia que nos ayude a trabajar estas preguntas y a encontrar, caminos alternativos para preservar nuestro ambiente y hacer de nuestro ecosistema un lugar mejor. 

¿Estás listo para empezar un pequeño gran cambio? Tu ayuda puede marcar la diferencia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *